Bienvenidos al blog de la Saga Poder Peligroso

Es un honor para mí que usted ahora mismo esté leyendo esto.
Si le gusta o le interesa, pásele la dirección del blog a sus contactos. Se lo agradezco.
Espero que le guste y que lo siga.
Si desea ponerse en contacto conmigo, el tuenti del blog es Danielle Amber Sterling Halle y el gmail es aurynerforevermedianoche@gmail.com
Disfrute de la lectura¡¡

martes, 24 de julio de 2012

20¡¡¡ Dios, dentro de poco se va a desatar un infierno¡¡


Episodio 33:Away(Volver). Dane
Miré enfurecido-Por millonésima vez-y tiré el oso de peluche. Pobre oso,él no tiene la culpa,pensé.
No podía creerme que Danielle se hubiese olvidado tan pronto de mí.
Culpaba al chaval algo,pero no podía culparlo enteramente. No se podía negar que era fácil enamorarse de alguien como Danielle.
La parte lógica de mí me gritó:Dane,tú quieres que ella sea feliz. Él la hace feliz. Ella no vivirá en peligro cuando sepa que puede despojarse de sus poderes. Podrá tener hijos y vivir casada felizmente con él. ¿Es que tú quieres que ella destroce su vida llorando por ti?Eso sería ser egoísta. Déjala vivir en paz. Olvídate de ese mundo y concéntrate en el tuyo.
Pensé que esa voz tenía razón. No podía culparlos.
Me resigné a volver a ese estúpido mundo que tanto anhelaba y que tan poco bien me había hecho..
Me vestí con una camiseta y unos pantalones,me peiné y me peleé con los cordones de las Converse.
Al abrir la puerta, la luz cegadora iluminó mis ojos. Entorné los ojos y miré;la calle estaba desierta excepto por una chica de pelo castaño rizado y ojos verde jade. Tenía algunas pecas por la zona de la nariz y las mejillas e iba ataviada con unos vaqueros,una camiseta azul que mostraba un hombro y unas Converse negras de caña alta. Me quedé embelesado mirándola.
-Hola.-Me saludó ella con la mano.
-Hola.
-Soy Claire. Claire Draken.
-Hola Claire,soy Dane.
-¿Qué haces por aquí?-Me preguntó.
-Estaba aburrido.-Le mentí encogiéndome de hombros.-¿Y tú?
-Nada en especial. Estaba tan aburrida que tuve que salir solo para hacer algo. ¿Eres nuevo aquí,no?
-Sí. Acabo de...¿llegar?hace poco.
-¿Quieres que te enseñe todo esto? Es decir,supongo que tendrás a tu guía pero...suelen ser unos aburridos responsables. Quizás te vaya mejor la diversión.
-Y la adrenalina-Le aseguré. Ella rió con una voz armoniosa que me hizo quedar prendado de ella. Me mostró una a una todas las calles,rincones e incluso charcos de la “ciudad”. Al parecer,aquí podías recrear lo que quisieses,excepto a las personas. Es decir,las podías recrear pero solo eran un holograma y...¿para qué engañarse?
Me llevó a casa al final de la visita.
-Realmente esto es impresionante.-Le dije con las manos en los bolsillos de atrás.
-Sí. Puedes disfrutar de esto. Espero que haya sido interesante-Deseó ella.
-Puedes contar con que lo ha sido.-Le respondí. Ella me abrazó y le respondí. Se sintió como si una bandada de mariposas revoloteara por mi corazón y rozase sus alas contra él. Miré al suelo,sacudí la cabeza,sonreí a la nada y entré en casa.
Dollie me esperaba allí sentada en el sofá viendo Gossip Girl.
-¿Pero que mierda estás viendo?-Le dije.
-No es tan mala. Engancha.-Se defendió encogiéndose de hombros.
-No,solo son un par de pijos neoyorquinos que se pasan todo el día de compras y cotilleando. A su vez,una tía obsesionada con ellos va escribiendo en su página ,que,por casualidad, lee todo el mundo, las súper fiestas de élite y los escándalos que montan los pijos creídos. ¡No,no es tan mala!-Le dije exasperante. Sabía todo eso porque un día me tuve que tragar junto a Jenn,Bi y El la estúpida serie. Me acuerdo tan bien porque Jenna me pegó un sopapo cuando le dije que Blair y ella podrían parecer que pasaron por la misma academia de arrogancia.
-Ya,bueno. ¿Y qué ves tú?¿Los teletubbies?
-No,Los Simpson. No es tan mala serie.
-Claro, ya entiendo por qué eres tan mal niño;Veías a Bart Simpson como un ejemplo a seguir.
-Pues,no. Pero creo que tú eres una Lissa gótica.-Me burlé. Vi a Blair besándose con Nate Archibald
y este me recordó a Claire, con esos ojos límpidos y puros. La habitación de repente me pareció demasiado pequeña.
Subí a mi cuarto y contemplé las estrellas brillantes. Miré mis ojos reflejados en la ventana. Tenían un brillo precioso,casi tan fuerte como el del sol. Claude a veces bromeaba sobre que cuando uno se enamora,los ojos pueden iluminar una escuela entera y que pensaba reclamar sus derechos al instituto por el dinero de la iluminación.
Salí a hurtadillas para ir a ver al Espejo del Alma.
-Claude Valleynd.-Pedí.
Claude estaba en compañía de Jenna,Allyssa,Danielle y el chico llamado Taylor. Mi hermano estaba sumido en el silencio,con el rostro serio,bloqueando la puerta.
-¡No es verdad!-Gritó Claude.
-Lo siento,de verdad.-Lloriqueó Jenna.
-Tampoco es para tanto. Simplemente fue un error. Puedes ser su padre y él jamás lo sabrá-Propuso Danielle.
-¡Un hijo que no lo he engendrado yo y muy diferente a mí!¡Un hijo que en su físico me estará reprochando que le estoy mintiendo!¿No lo ves, Danielle?¿Qué pasaría si Dane estuviese aquí todavía y te dijese que tiene una hija de Nicole?¿La aceptarías y jamás se lo reprocharías?¿Acaso seguirías amándolo y confiando en él?
El rostro de Danielle se volvió sombrío y vi que sus ojos brillaban, pero con lágrimas. Su silencio la delataba.
-Pero no es de Dane de quién estamos hablando-Le reprochó con voz fría y vacía.
Mi corazón ya no sentía lástima ni dolor. No por ella. Y sin embargo,la culpa me vino. Danielle estaba destrozada por mí e intentando lidiar con todo y yo aquí,enamorándome y viviendo como Paris Hilton. Jenna saltó.
-¡Pero fue un error!¡DJ y Hayley no tienen por qué sufrir daños!¡Ni siquiera DJ sabrá que es el padre!
-El problema es el ADN. Cuando se tenga que plantear el poco parecido con su padre,seguramente exigirá una prueba. No se podrá mentir ahí.-Razonó Allyssa.
-Pero si saca unos ojos grises que son diferentes a los míos...¿Qué le diré?-Inquirió desesperado.
-No tiene por qué cuestionarlo todo. Mi madre tiene los ojos castaños y mi padre los tiene verde jade.-Respondió Allyssa.
-Además...No tienes por qué destrozarlos a ellos también. Hayley y DJ son más felices que unas castañuelas.-Aclaró..¿ Taylor?
-Taylor,no entiendes nada. Solo estás aquí por petición de Dany,nada más. Jamás serás como nosotros. Puede que te parezcas a él y que,tal vez,seas su sustituto;pero no tienes un lugar aquí con nosotros.
-Dane jamás será sustituido por nadie Por encima de mi cadáver lo tendrán que intentar,Claude. No existe un sustituto para él,excepto él mismo.-Añadió Danielle con voz fría y carente de sentimientos.
-No...no pretendía eso.-Se disculpó el chico.
-No, pero amas a Danielle,y no lo niegues;Y ella solo ama a una persona:Dane. Él es todavía su vida aunque no esté aquí. Jamás podrá olvidarlo. Dane fue una gran persona para todos nosotros. Jamás podrás comprender lo que eso significa.-Verificó Claude.
-¡Eh chicos,que estoy presente! No estamos hablando sobre mi desastrosa vida. Estamos hablando sobre tu hijo. Un hijo que podrías aceptar como tuyo.-Lo cortó Danielle.
-Razón tienes pero...hablar de él me consuela. Lo era todo para mí.
-Para mí era algo inexplicable. Era mi propia vida.-Dijo con lágrimas en los ojos.
-Era el mejor hermano del mundo, a pesar de nuestras peleas.-Intervino Zane.
-Una persona increíble...enamorado de la chica equivocada-Todos nos volvimos a mirar a Jenna.-No digo que no fuese genial y todo eso,pero si Dane se hubiese enamorado de una chica como Nicole,no tendría los problemas que tuvo. Pero el amor no lo puede decidir nadie. A veces pienso que solo estaba enamorado por conveniencia pero las auras no mienten.
-¿Las auras?-Preguntó Danielle.
-Gente del Aire,de Luz y de Tierra pueden ser capaces de verlas. Desde el primer día vi tu aura brillar como la luz cuando te miraba o lo mirabas. La de él respondía exactamente igual. Son como campos de energía que determinan tus sentimientos y el reflejo de tu alma.
-¿Cómo está?-Imploró ella.
-No puedo verla. La bloqueo. No sabes el dolor que me causa ver un aura destrozada. La tuya está llena de sombras a veces;otras veces está casi traslúcida,como si estuvieses a punto de caer en manos de la muerte.-Respondió Jenna sombría.
-¿Qué esperabas,una aura lleno de rosas?.-Se dijo a sí misma Danielle.
Me sentí mal y decidí que era suficiente. Yo estaba feliz y enamorado y Danielle...su alma estaba destrozada. Esta era la última que la iba a ver,me prometí,nada de más conexiones con ese estúpido mundo. Me alejé de allí lo máximo que pude hasta que me topé de bruces con alguien. Este alguien iba vestido con un vestido rojo rubí. La miré a los ojos dorados.
-He estado pensando...-Comenzó.-Sé que me he comportado descortésmente pero debes entender el por qué.
Me hizo un gesto para que la siguiese y la seguí,curioso. Me condujo hasta las entradas de su palacio(Y no me refiero a esa calle sin salida)y me llevó hasta una grande biblioteca. Había una pequeña mesa con una bola de nieve de cristal. Ella la agitó con los ojos perdidos.
-»Nací el treinta de octubre de 1669. Mi madre estaba soltera cuando yo tenía cinco años. No sabía por qué,pero ella siempre se encerraba a estudiar hierbas y libros antiguos en su despacho. Yo estaba al cuidado de mi tía Viola. Ella vivía en la propiedad de su esposo,Castleford. Mi madre vino a por mí cuando cumplí los catorce años. Se había casado con un noble llamado Carter de Montamar y nos fuimos a vivir a su castillo. Conocí a su hijo,Robian de Montamar. Por aquel entonces,reinaba el primo de Robian el reino y su hijo,el príncipe Adam de Monterrey se enamoró de mí. Fuimos prometidos pero el día antes de mi casamiento,me interné en el gran Bosque Verde. Una libélula se acercó a mi y retrocedí,asqueada. Caí al Lago Claro. Pensé que ese era mi final cuando Robian me rescató. Poco a poco,me enamoré de mi hermanastro. Me casé con Adam pero seguía pensando en Robian. Cada tarde me asomaba en mi torre y pensaba en Adam.
El Baile del Solsticio de Invierno se celebró a los cinco meses de mi boda. Invité a mi mejor amiga en la corte,Liana de Sotoverde. Ese día acudimos al baile y cada una bailamos con nuestras respectivas parejas. Sabía que,de pequeña,Liana soñaba con casarse con Adam y me alegraba porque nuestra amistad no se hubiese roto. Esa noche,el príncipe se enteró de que habían avistado una guerra así que subí a mis aposentos sin compañía. Cerré la puerta y ordené a mi nodriza que me desvistiese. Cuando estaba en el camisón blanco,vi que Liana había subido. Pensé que venía a despedirse,cuando vi que sostenía una daga en la mano.
-Estás radiante con ese camisón. Pena que no sea rojo.
-¿Qué haces aquí?-Le pregunté.
-Oh,querida. Hay personas que lamentarían verte en el trono de reina. Tu querido Adam por fin se dará cuenta de que soy yo a la que debió elegir y no a ti. Tú deberías haberte quedado con Robian y tu madre. No te mereces ese trono. Soy yo quien siempre debió haber ocupado ese lugar. Debías de haberte ahogado en las aguas del río.
-No...tú no me odias.
-Siento hacerlo,querida Ruby. Siempre fuiste una amiga excepcional pero tú y yo sabemos que no es Adam a quién amas. Es Robian. Pronto,él será un caballero y estaría muy feliz si no tuviese que hacer esto pero yo sí amo a Adam.
Me clavó la daga en el hombro,al no saber donde estaba el corazón,y me tiró por la ventana de mi torreón. Cuando llegué aquí,intenté desesperadamente volver allí y encontré uno de los diarios de mi madre desperdigados por este palacio. Intenté descifrarlos y lo conseguí. Escapé de esto.
Al llegar allí,lo primero que vi fue a Liana con una corona sobre mi antiguo trono. Vi a un Adam con ojeras ocupando su trono. Vi que Robian era un caballero ahora al servicio del rey. Vi a mi madre llorando mi muerte y vi a Viola consolándola inútilmente. Pensé que si me mostrara ante Robian,se le calmarían sus penas. Cuando llegó a sus aposentos,me mostré ante él. Se mostró asustado y cada vez que le hablaba retrocedía. Hasta que se cayó por la ventana. Vi a Liana en su alcoba. Ella se estaba jactando mi muerte. Entonces ella me vio. Se quedó pálida y intentó salir pero la puerta estaba cerrada. Ella intentó escapar pero la puerta se abrió y se golpeó con el pomo en la nuca. Estaba muerta. Mi madre fue acusada de traición y condenada a ser decapitada. Mi tía se suicidó al enterarse de lo de mi madre y Robian. Todos mis seres queridos murieron. Comprendí que ir allí había supuesto la vida de cuatro personas. No volví allí jamás.«
Me quedé mudo y no decidí hacer preguntas al respecto.
-Eres libre de cruzar esa puerta pero tendrás que afrontar las consecuencias.-Me dijo,ya vuelta en sí.
-Gracias.-Murmuré.-Lo siento.
-No hay de qué. Y...no sé si lo sabes pero...Danielle...bueno,ella es familia mía. Es mi tataratataranieta.
Robian y tú,bueno...también sois parientes. O algo parecido. Tú desciendes del rey Herrial. El hermano de Robian. Parte con felicidad,mi querido Daniel y sé bienvenido.
Me fui del palacio y llegué a casa. No sabía que tres minuto después se iba a desatar un infierno.








No hay comentarios:

Publicar un comentario