Bienvenidos al blog de la Saga Poder Peligroso

Es un honor para mí que usted ahora mismo esté leyendo esto.
Si le gusta o le interesa, pásele la dirección del blog a sus contactos. Se lo agradezco.
Espero que le guste y que lo siga.
Si desea ponerse en contacto conmigo, el tuenti del blog es Danielle Amber Sterling Halle y el gmail es aurynerforevermedianoche@gmail.com
Disfrute de la lectura¡¡

martes, 24 de julio de 2012

22, adoro este capítulo


Episodio 35:A veces es mejor no VOLVER. Dane
Claire y yo regresábamos de compras. Ruby nos había dado su permiso para volver. Y yo estaba ardiendo de emoción.
-Bueno,no sé si debería sentirme avergonzada por lo excitado que estás.-Me dijo ella.
-Suenas como una versión cutre del episodio de Halloween de todavía más serie cutre.-Me burlé.
-¿A qué te refieres?¿A Pequeñas mentirosas? Sí,bueno es que mi hermana no tenía otra cosa que hacer y me obligó a verla con ella. En vez de odiar a A,la adoro. En cuanto se descubra quien es,serie terminada
-¡Por fin!-Grité. Estábamos en mi calle. Empecé a sudar cuando recordé que probablemente estarían todos en el baile. Cuando me giré,vi a una Claire que me sonreía.
-Verás,hay una cosa que quiero decirte. Desde hace mucho tiempo.
-Adelante.-La invité.
-Desde el primer día que te vi,mi destino fue muy traicionero y jugó sus fichas. Eres un chico muy especial para mí y tengo miedo de que esto pueda estropear nuestra relación de amigos. Daniel,eres el mejor chico que he conocido jamás y creo... que probablemente sea lo más estúpido que he dicho...Pero te amo.
La miré asombrado.
-No es estúpido. Es precioso.
Dicho esto,la besé. El beso fue lento al principio pero se puso lleno de pasión. Ella se inclinó sobre la farola que había enfrente de mi casa. Antes de seguir besándome,me miró con una sonrisa de felicidad. Y me besó. Seguimos con el beso hasta que me di cuenta de que allí se encontraban tres respiraciones diferentes. La mía,la de Claire...Interrumpí mi beso solo para darme cuenta de que había una chica (a la que extrañamente no se le estaba corriendo el poco maquillaje que tenía)y que nos miraba horrorizada. La miré a los ojos. Claire se volvió y pareció reconocerla. Vi que alguien encendía la luz del cuarto de Zane. Lo vi saltar desde su ventana por el rabillo del ojo y ese alguien agarró a la chica en un hombro. Su mano se posaba suave,pero firme contra su piel.
-No...esto es sueño.-Se decía Zane.
-También me alegro de verte,Zane.-Él miró a Claire y me miró con malos ojos
-No...esto...es im-po-si-ble.-Se repitió.
-¿Quiénes son?-Me preguntó Claire.
-Mi estúpido hermano y eh...esto...
-Tú estúpida novia que ha sufrido por ti y que lo arriesgó todo solo para darse a si misma valor sólo para que tú no sufrieras por su estado. Ya veo cuanto te importo.
-¿Ella es Danielle?¿Drake?-Preguntó con una sorda emoción Claire.-Oh,he estado esperando para conocerte casi cincuenta años,querida
Danielle parecía un títere. No respondía a nada,tan solo tenía sus ojos horrorizados clavados en mí. Pero no respiraba. Y ella pareció morir justo en ese instante.
Vi que Claude volvía con Jenn a nuestras espaldas cuando soltó un grito de horror. Fue directa hacia Zane.
-¿Qué le ha pasado?-Preguntó Jenn.
-Preguntárselo vosotros mismos.-Dijo señalándome con la cabeza.
Jenn abrió los ojos y Claude parpadeó.
Vi cómo Danielle parecía despertarse de su ensueño.
Ella se pellizcó.
-No. Esto no es real. Esto es un sueño. LO es...¿Verdad,Zane?-Sonaba desesperada y su voz estaba llena de dolor.
-Lo siento,Danielle.
Escuché un sollozo y echó a correr. Zane la siguió pero lo detuve.
-Déjala ir.
-¿Para que se suicide?No,no la voy a dejar sola. Tú la dejaste abandonada,yo no.
-¡Yo di mi vida por ella!-Le grité.
-¡La destrozaste con eso,no sirvió para nada y encima ahora le rompes el corazón!-Me respondió en el mismo tono feroz.
-Ella no está destrozada. Ella está muerta.-Sentenció Jenna.
-Eso es imposible.
-El corazón no muere cuando deja de latir, si no cuando sus latidos ya no tienen sentido. Y para ella, esos latidos no son más que segundos de dolor.


Nunca entendí el significado de:Soy un muerto viviente. Ahora lo entendía.
-No es que su cuerpo haya muerto,pero su alma,sus sentimientos...Excepto el dolor o la ira. Su vida está basada ahora en esos conceptos. No hay nada ni nadie que pueda salvarla,a excepción de ella,claro. Solo ella puede salvarse de sí misma.-Explicó Hayley.
Me sumí en mis propios pensamientos. Hace un segundo mi vida era...perfecta,y ahora se había desatado un caos. No era de extrañar que mi mundo fuese así. Sentí una voz que me hablaba:
Normal,ella es por quien tú pensabas morir y ahora vas y te lías con su bisabuela,quien,por cierto,es más joven que la propia Danielle. Y ahora Danielle corre un riesgo de vida o muerte. O mejor dicho,de vida o muerte corporal porque ella ya está rodeada de la sombra de la muerte. Enhorabuena,Dane;la has matado.
Sentí que la culpa me corroía por dentro y todos esos sentimientos de los que me alejé,volvieron a aflorar. Un agujero se expandió por mi pecho y pensé que iba a despedazarme en cuestión de segundos.
No,ahora no,pensé,tengo que salvarla de sí misma. Salí corriendo sin darle explicaciones a nadie hacia el acantilado.
En efecto,ella estaba sentada sobre la hierba que rodeaba el acantilado,con los ojos perdidos hacia el abismo. Su hermosos cabello ondeaba al viento.
Sentí el vacío en mi pecho de nuevo. No la escuché llorar,pero podía ver que sus lágrimas se derramaban silenciosamente.
-¿Qué haces?-Comencé nerviosamente.
-Vete por donde has venido.-Fue su única respuesta. Sentí que sus lágrimas se aceleraban y su voz fría lo confirmaba. Su rostro parecía de alabastro a la luz de la luna y su belleza se abría camino otra vez para mí.
-No eres la única que necesita estar sola.
-Pero por lo visto,tú si tienes a alguien que te haga compañía.-Replicó.
-Tú tienes a Taylor,y no le haces ni caso.
-Porque yo amo...amaba a otra persona.-Ella no se sorprendió al yo saber de Taylor ni lo más mínimo. Y la alabé por eso
-Oye,mira. De verdad que lo siento. No quería ver que fueses infeliz por mi culpa y decidí comenzar de nuevo.
-¡Pero eso no cambia las cosas!-Gritó levantándose.-¡Que vengas aquí y me pidas perdón no va a cambiar nada de tus errores!¡No va a cambiar lo que siento por ti y no va a calmar mi dolor!
Sus lágrimas empezaron a correr deprisa.
-Lo...lo...¿Lo que sientes por mí?-Pregunté
-Al venir aquí no has pensado en las consecuencias que puede tener para el resto del mundo. Me has hecho daño...Me has traicionado de una manera muy rastrera, Dane. El problema es que yo no puedo pensar en que te odio porque es todo lo contrario a lo que siento. No he dejado de amarte y probablemente no lo deje de hacer nunca. Y eso me mata,Dane. Esconder lo que siento me mata. Tu propia existencia me hace daño,Dane. Llevo deseando con cada parte de mi ser abrazarte y decirte te amo cada día. Pero ahora lo único que quiero es que te marches. Me has roto en pedazos. Verte me mata,y no verte también;así pues, prefiero no verte.
-Supongo que son tus ojos los que me atraían a ti.-Dije con una triste sonrisa.
Comencé a andar hacia delante y la escuché llorar. Ella se tiró al suelo y enterró su rostro en sus manos. Sentí un dolor punzante en el pecho,como si me hubiesen clavado mil flechas en el corazón. No pude evitarlo.
Sabía que era estúpido pero corrí y, para sorpresa de ella, la besé. Ella no respondió a mi beso y se quedó mirándome con su rostro carente de emoción.
-Solo quería decirte que yo también te amo. Por y para siempre.
Me marché de allí y miré al bosque que se expandía a mi alrededor. El viento me despeinó el pelo y una sonrisa se expandió por mi cara. Nunca nadie ha dicho que no puedas vivir estando muerto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario