Bienvenidos al blog de la Saga Poder Peligroso

Es un honor para mí que usted ahora mismo esté leyendo esto.
Si le gusta o le interesa, pásele la dirección del blog a sus contactos. Se lo agradezco.
Espero que le guste y que lo siga.
Si desea ponerse en contacto conmigo, el tuenti del blog es Danielle Amber Sterling Halle y el gmail es aurynerforevermedianoche@gmail.com
Disfrute de la lectura¡¡

martes, 24 de julio de 2012

29. Cumple, cumple y la cosa se pone caleinte


Episodio 41:La mejor noche de mi vida...o no. Danielle
Sonó el despertador en ambos cuartos,y,por una vez,me levanté al primer pitido. Allyssa y yo salimos al mismo tiempo de nuestra habitación,precipitadas. Nos miramos,nos sonreímos y salimos corriendo escaleras abajo. Mamá ya estaba vestida,dando órdenes de repasar por última vez todos los detalles. Ella nos besó en la coronilla y vi a Mason saludarnos mientras se tomaba el café. Él instruía a Ethan sobre algo relacionado con el baile.
-¿Cómo están mis dos niñas preferidas?-Nos preguntó ella.
-Mamá,somos tus únicas niñas.-Le respondió Allyssa.
-Ya,bueno. Pero siempre seréis mis preferidas.-Nos respondió ella.
-Vamos,que siempre os va a llamar niñas.-Nos dijo Mason con una gran sonrisa.
Reímos de buena gana. Parecía como si un hada madrina hubiese venido y dado con su varita mágica a nuestro humor...Claro que detrás nuestra,había un caos montado.
-Mamá...¿de verdad has contratado a esta gente solo para nuestra fiesta?-Le pregunté.
-Tenéis que estar perfecta. Esa de allí.-Señaló con el dedo a una muchacha.-Ha peinado a actrices y cantantes como Taylor Swift y Demi Lovato. Aquel hombre ha maquillado a Beyoncé,Lady Gaga y Selena Gómez y Lucy os ha traído complementos y zapatos increíbles,además de otro vestido basado en el vuestro para cambiaros luego. Tenéis que hacer una entrada maravillosa.-Nos dijo ella.
-He llamado a todos vuestros acompañantes para reunirse aquí a las siete que son...-Sonó el timbre-Ya.
Corred y peinaros un poco.
Nos terminamos el café a toda prisa y subimos las escaleras. No sé como hacia Ally para que sus rizos estuviesen siempre tan perfectos. Bajamos a toda prisa y nos vimos inundados por toda la gente. Mamá nos dijo que en el quinto piso(El vestidor. Sí,lo reconozco,teníamos una planta entera dedicada a nuestra imagen. Parecía un salón de belleza)estaban todos y allí fuimos. Una chica nos recibió calurosamente y nos indicó que nos cambiásemos. Nos dieron una bata corta de satén,azul la de Allyssa,dorada la mía. Nos sentamos en un sillón cada una. Reconocí a Jenna,sometida a un tratamiento de mascarillas.
-Bienvenidas,chicas. Soy Marjorie y hoy voy a ser vuestra asesora personal. Felicidades,por cierto. Tengo la suerte de que las dos sois muy bellas y habéis cuidado bien la materia prima. Una vez,Britney me apareció con unas ojeras más grande que ella misma.
Todas reímos y nos fue acompañando a cada sitio. Nos indicó que nos sentáramos y esperamos. Un señor con el pelo blanco,pero que no era viejo,y gafas negras de pasta se acercó.
-Buenos días,señoritas. Soy Ray y voy a ser vuestro maquillador personal,aquí y en la fiesta. He visto vuestros vestidos y puedo decir que vais a lucir como reinas. Elizabeth- Dijo dirigiéndose a mi hermana-Quiero que primero te den una mascarilla de algas,así que pásate por el camerino nº 4.
Cerré los ojos y él fue sopesando y maquillando mi cara. Cuándo terminó,me sentí halagada. Había puesto sombras de varios tonos verde,pastel,dorados y plateados en mis párpados,lápiz de ojos dorado en el párpado inferior y negro en el superior,una base que se fundía con mi piel;había alargado mis pestañas y mis pómulos lucían ligeramente rosados;mis labios eran de un rojo pasión,con un gloss brillante por encima,que solo los intensificaba más. Mis ojeras habían desaparecido y cualquier imperfección estaba borrada. Sonreí.
-No eres experto.-Le dije.-Eres lo siguiente.
-Me alegro.
Me levanté,y a mi espalda estaba Marjorie.
-Bien,estás preciosa. Ahora vamos a vestirte.
Entré en un probador y me puse una falda larga color beis que me llegaba a los pies(¿enaguas?)y un corsé dorado. Luego me puse el vestido encima,con cuidado de no estropear el maquillaje. Salí y Marjorie me condujo hacia Peluquería. Me senté en un sillón al lado de Jenna.
-Eh,majestad. Hoy vas a tener competencia.-Dijo señalando con la cabeza a Dane y Taylor,sentados en maquillaje los dos juntos.
-Ya,bueno. Lo de todos los días.-Le respondí
-¿Con qué os pilló liándoos?-Me preguntó con burla en su voz.
-¿Qué?¿Quién...?
-Los rumores corren-Me respondió enigmáticamente. En ese momento llegó una peluquera.
-Hola,Danielle. Soy Sylvia y vamos a arreglar ese pelo bonito en un auténtico peinado de la Edad Media.
Ella me vendó los ojos.
-Necesito que no veas el resultado hasta el final.
También sopesó mi pelo,lo retorció y lo peinó. Al cabo de un rato,me quitó la venda. Miré mi pelo. Sylvia tenía razón. Parecía un auténtico peinado de época. Estaba trenzado,recogido,ahuecado,rizado y suelto,porque había varios tirabuzones reposando sobre mi hombro,que descendían suavemente. Ella me colocó la tiara estratégicamente,de modo que el peinado se viese resaltado por aquella corona de oro. Marjorie me acompañó hasta los vestidores y descubrí detrás de los probadores un sinfín de joyas,pendientes,calzados y complementos. Ella rió al ver mi expresión y me presentó a la encargada de la sección,Dana. Me mostró los zapatos que luciría. Eran de tacón,dorados con encaje verde por encima y con un lazo de pajarita. Ella me explicó que habían sido diseñados a partir de mi vestido,y que nadie los vería antes del baile,salvo yo. Me colocó los pendientes,que eran largos y de oro,varias pulseras de perlas originales y rubíes,diamantes,zafiros,oro y esmeraldas. También me colocó un collar de una cadena fina larga y un reloj con números romanos colgando de él. Por último,me dirigí a maquillaje otra vez,donde retocaron el maquillaje,pulieron mis uñas y las pintaron,y me enseñaron el resultado final. Estaba perfecta. Todo en mí resaltaba más que nunca. Me fijé también en que,entre las trenzas,había pequeñas esmeraldas entrelazadas junto a ellas. Sonreí. Me fijé en que eran las cinco,y que no había comido. Allyssa apareció allí,con un peinado similar al mío,pero totalmente diferente en el diseño de este. Su maquillaje y sus complementos hacían a juego con su vestido. Ella me sonrió y me tendió un bocadillo.
-Toma. Intenta no mancharte.
Y así lo hice. Cuando regresamos,todo estaba recogido y organizado,y los chicos,vestidos. Mamá estaba allí,vestida también de época. Y me fijé en el pelo rubio al que mamá miraba. ¡Adrian!
Estuve a punto de lanzarme en sus brazos,pero Allyssa me detuvo.
-Bien. Un repaso más del baile.-Ordenó Marjorie -Os dejaré disfrutar de la libertad de elegir pareja ahora. Después, nosotros elegiremos las parejas del séquito.
La música sonó y vi a Taylor delante de mí.
-¿Me concede este baile,majestad?-Me preguntó con sorna.
-Faltaría más-Reí.
Empezamos el baile.
-Que elegante.-Lo elogié.
-No te quites méritos. Ha estado a punto de darme un infarto. Eres tan bella que daña.
Sus palabras quedaron grabadas en mi mente. Eres tan bella que dañas.
El tiempo pasó sin que me diese cuenta y llegó la hora. Me monté en la limusina que Mason había alquilado para nosotras y llegamos a la mansión Tanner. Entramos por detrás,de modo que nadie nos viese. Sí sabía que allí fuera,había miles de personas deseando entrar en la fiesta.
Al bajar,la señora Tanner nos condujo hasta la parte superior de la escalera,de donde nosotros descenderíamos. Marjorie y su ayudante emparejó a Jenna con DJ(Cosa que me extrañó),a Hayley con Adam,a Clarisse con Eric,el amigo de Taylor,a Claude con Aryanne,a Ulysses con Iris,a Bianca con Gabe Stark y a Eleanor con Ethan. Vi que Zane,vestido de manera diferente a los demás chicos,de modo más elegante y bello,se acercaba a Allyssa. Vi que Dane,extrañamente sereno,me cogió la mano con suavidad y la alzó a la altura de mi barbilla. Estaba abrumadormente guapo,con su pelo rubio y su corona. Le dediqué una sonrisa a medias,y él me la devolvió. Ninguno de los dos estábamos cómodos con esta situación. Mamá me miró por un segundo,con su traje gris perla y azul zafiro,y me sonrió. Papá la llevaba con porte majestuoso,pero su cara era de póquer. Él me sonrió y asintió en dirección a Dane. Este le respondió igual.
-Bien,chicos. Recordad que este es el acontecimiento de vuestras vidas. Tened en mente que tendréis que actuar como chicos de la realeza,con la barbilla bien alta y rostro bello pero fría. La reina y el rey irán primero,luego la primera pareja contará diez y descenderá. Y así las siguientes. Las princesas seréis las últimas en bajar. Contaréis veinte. Tened en cuenta no mirar hacia atrás,no tropezar,mirar bien a través de la máscara y con un punto fijo. Ella fue tendiendo máscaras a todo el mundo. La mía tenía motivos abstractos pero bonitos,con plumas verdes y doradas;la de Allyssa,rosas y plateadas. Sujeté el largo pero fino mango de la máscara y me la coloqué,mientras que con la otra,sujetaba a Dane. Él tuvo que hacer lo mismo. Hanna y Adrian comenzaron a bajar las escaleras,al son de la música. Diez segundos después,lo hicieron los miembros de la corte de Allyssa,y más tarde,los míos. Ambas contamos veinte y comenzamos a caminar por el largo pasillo que conducía hacia la escalera. Al salir del pasillo,todo el mundo lanzó un oooooh de exclamación. Descendimos levemente,teniendo cuidado de no tropezar. En el medio,esperaban en una fila las chicas,en otra los chicos. Observé que Taylor me miraba con orgullo. Ambas ocupamos nuestra posición y la música empezó a sonar. Recordé los pasos a toda velocidad,mientras que mi cuerpo iba lenta y elegantemente. La palma de Dane y la mía se alzaron y se juntaron,mientras dábamos la vuelta todos. Entreví a Nicole,ataviada con un vestido negro de satén ceñido a su cuerpo. Se creía que era la mejor vestida,pero más bien parecía otra cosa. Y además, sólo estaba invitada para que se diese cuenta de que este no era su lugar.
-Estás tan bella que me haces daño.-Me susurró Dane al terminar.
Me quedé tan asombrada por sus palabras que casi pierdo el equilibrio.
Subimos las escaleras y me senté en mi trono,mirando a Allyssa. 'Till the world ends sonó por los altavoces,poniendo a todos a bailar. Todo el mundo bajó abajo,excepto Allyssa y Zane y yo. Miré hacia el lado contrario de la situación de Zane y Allyssa,quienes empezaban a besarse. Suspiré melancólica. Deseaba que Taylor estuviese aquí. Como si me hubiese leído el pensamiento,vi a Taylor con su traje y su gorro haciéndole una reverencia a Allyssa.
-Princesa.
Allyssa rio. Él se acercó a mí y me levanté del trono. Se sentó en el,y yo me senté encima suya.
-Vaya,me he convertido en rey sin saberlo.
-Pues lo eres desde que te conocí.-Le susurré.
-Lo sé.-Fue su respuesta.
Él me besó con fuerza y yo le respondí a su beso. Sus labios cálidos contra los míos provocaban una sensación de calor dentro de mí.
Allyssa y Zane se retiraron,uniéndose a la fiesta. Pero esta era mi fiesta particular.
Sentí tanto calor que un gemido subió por mi garganta y explotó,pero con la música,nadie lo escuchó excepto él. Él paró por un segundo y me miró. Acerqué sus labios por última vez hacia mí.
-¿Ya te has cansado?-Me preguntó con sorna.
-De ti no. Solo es que me da miedo que acabemos desnudos delante de medio instituto.
Él rió de buena gana y yo le sonreí. Dane carraspeó.
-No sé si lo sabes,pero ahí hay medio instituto que te busca,Danielle.
-Ahora voy.-Pero mi respuesta sonó fría como el hielo. Miré a Taylor por última vez y me dio algo.
Lo leí mientras bajaba las escaleras.
Creo que tu padre me necesita esta noche para ayudarlo a hacer palomitas para la peli de esta noche...¿Te apuntas a verla con nosotros?Mi tío Paul se ha ido ha Douglas y Adrian quiere ver conmigo Eclipse. Será divertido. Además,tengo una cama de sobra para que duermas. (No tiene nada que ver con ayer eh? XD)TQM. Taylor
Lo miré y le sonreí. Él me guiñó el ojo.
-Eclipse es un rollo. No sé que tiene de bonito un vampiro enamorado de una humana tonta y masoquista. La más sensata es la vampira esa que intenta matarlos.-Masculló Dane.
-¿Has leído la nota?-Le pregunté con los ojos abiertos.-Por si no te has dado cuenta,es para mí.
-No pone tu nombre.-Me replicó él.
Dejé de discutir y me fui hacia la multitud. Todo el mundo con el que me cruzaba me felicitaba,me daba abrazos o me decía que estaba hermosa. Jake incluso me hizo una reverencia. Fui bailando y saludando a todos hasta que llegó el baile Real. Se suponía que el príncipe invitaba a su elegida y luego era bailabas con tu pareja, cambiabas al siguiente chico,y así hasta volver con tu pareja. Dane, para mi sorpresa, sacó a Nicole a bailar. No sé por qué, pero enfurecí. Por supuesto, yo saqué a Taylor.
-¿Qué me dices?-Me preguntó cuando me sacó a bailar.
-Te digo que vale.-Le sonreí.
En ese momento,giramos y me tocó con Eric.
-Hey,estás preciosa.-Me halagó él.
-Gracias,tú también.
-Espero que estés disfrutando. He visto en el hall mesas gigantes llenas de torreones de regalos.
-Je,je. Eso me han dicho.-Reí.
-Espero que el mío te guste. La verdad es que Taylor me ayudó a elegirlo.
-Seguro que me gusta.-Le consolé.
El siguiente chico fue...Dane.
-¿Nicole ha podido bailar bien con ese traje de putita?-Le pregunté enfurecida.
-Pues no. Se cree que sigue teniéndome y que por vestirse así le van a llover los ligues.-Me contestó él. Me quedé sorprendida. ¿Desde cuando estaba en plan amigos de siempre?
-Oh,el señor Amable ha vuelto.-Le dije.
-Si no era por las malas,era por las buenas.-Bromeó. Eso me dejó sin palabras. Danzábamos dando vueltas,sus manos enviando ondas de calor hacia las mías. Era imposible. Era como si cuando estuviese con él o las palabras brotaban o se quedaban enterradas. Cuando estaba con él, un roce suyo bastaba para hacerme sentir feliz.
-Bien,y aquí les presentamos al señor Chistes.-Le contesté riéndome.
-Si,bueno. El señor Risa,más bien. Y si me disculpan,tengo un viaje al que acudir.-Él paró de bailar.
-¿A dónde?-Le pregunte extrañada.
-A hacer algo que llevo esperando mucho tiempo.
Me quedé confundida pero entonces él sujetó mi barbilla con delicadeza y me atrajo hacia sí.
Y me besó. Sus labios cálidos con sabor a nata tocaron los míos,creando una explosión en mi boca. Sus brazos sujetaban mi espalda. Mi corazón se aceleró y de mi mente se borró todo pensamiento coherente...hasta que pude ver que Taylor observaba furioso a Dane. ¿¡Pero que estoy haciendo!?, pensé.
Me aparté de Dane,terminando nuestro beso. Él me miró con una sonrisa en su cara...y esa sonrisa se borró con el puñetazo de Taylor en su cara. Dane no respondió,simplemente se limitó a dejar que la sangre corriese por su cara. Se marchó, con los puños cerrados. La música volvió a sonar y acompañé a Taylor arriba.
-¿¡Qué se cree ese imbécil!?¿¡Qué te puede besar sin tu permiso cada vez que quiera!?-Gritó él.
-Eh,calma,tranquilo.-Lo sujeté por las manos.
-¡Calma!¡Me dan ganas de partirle la cara y...!
Lo callé con un beso.
-No. Sólo somos tú y yo.-Le susurré.-Lávate la cara. Voy a ir a buscarlo. Te quiero.
Salí corriendo escaleras abajo. Pasar entre la multitud era difícil pero lo conseguí,porque todo el mundo me dejaba paso. Allyssa me sujetó el brazo.
-No ahora.-La corté.
Salí corriendo al pasillo. Salí a la calle y lo vi caminar. Lo sujeté y él se giró.
-Dane,yo...
-No,Danielle. No me digas que lo sientes o que ha estado mal. Lo he notado.
-¿Qué?-Le pregunté. Sí, esto se estaba volviendo difícil de seguir.
-He notado que tu corazón se aceleraba cuando te he besado,que tus manos temblaban y que me seguías el beso. Nos has estado engañando a los dos. Te has estado engañando a ti misma. Y no me digas que no tengo razón. No puedes negarlo. Todavía me amas.
-¿Es por eso por lo que me has besado?-Le pregunté enfadada. O aparentemente,al menos-¿Para demostrar algo?
-No,pequeña. Te he besado por la misma razón que antes te he dicho. Llevo deseándolo hacer desde hace mucho tiempo. Solo te he besado porque necesitaba saber que todavía había algo en ti que me amase...Porque yo lo he hecho siempre,Danielle. Siempre te he amado. Te amo aún.
Entonces todo se detuvo. Te amo aún. Esas palabras cambiaron mi mundo. Mi corazón pareció dejar de latir y mi respiración se cortó. Él miró mi cara, me miró a los ojos...oh, sus ojos tan bonitos y relucientes. Me perdí en ellos, pero se veían algo triste. Dane besó mi frente.
Y se marchó.
Me quedé paralizada. Tarde, intenté seguirlo, para decepcionarme con no encontrarlo.
Todo mi mundo se puso patas arriba. Me sequé las lágrimas y entré. El hall estaba vacío,excepto por un hombre de unos veinte años,de pelo castaño liso y ojos miel. Me choqué contra él casi de bruces.
-Yo,perdón,yo...-Balbuceé.
-No,tranquila. Debería haberme apartado.-Me respondió él con voz dulce.
-Soy Danielle.-Le dije.
-Lo sé. Venía a recoger a mi hija y he visto lo que sucedía allí dentro.
-No,ha sido un error,yo no...
-¿Te justificas a mí,o a ti misma?-Me preguntó.-He visto que no has parado el beso hasta que ya estaba casi consumido. Me he dado cuenta de que tú lo amas.
Vale,pregunta:¿Qué hacía yo hablando de mi vida amorosa con un extraño? Pero era como si hablar con él me viniese bien.
-No,es que...Yo no lo amo. Simplemente he tenido un shock. Además,Dane era mi novio. Si hubiese querido continuar con ese beso...¿No cree que lo habría hecho?
-No sé.
-No. Yo amo a Taylor. No a Daniel. Dane era...el mejor chico del mundo pero...las cosas se complicaron y no volvió a ser lo mismo.
-Entiendo sobre eso. Yo también tuve a un ser querido. Era mi hermanastra. Ella se casó con mi primo,y murió a los pocos meses.
-Oh,vaya. Lo siento.-Susurré.
-No lo sientas. Son cosas que pasan. Solo recuerda una cosa. Mira hacia delante siempre,y cuando tropieces,levántate y no busques el origen. Porque puede que te haga mucho daño.
-No tiene sentido.
-Yo estuve buscando ese origen y tuvo consecuencias catastróficas. Bueno,es muy tarde. Me tengo que marchar. Disfruta de la fiesta.
-Gracias,igualmente señor....
-Robien, Robien de Montmar.-Me dijo él.


Entré al baile y subí escaleras arriba. Vi a Allyssa con su nuevo traje y su nuevo maquillaje. Su vestido seguía teniendo vuelo en la falda,pero era de tonos dorados y rojos. Vi a Marjorie,que me acompañó. Me vestí.
Me contemplé en el espejo. Tenía un colgante con un óvalo blanco y un zafiro en el centro,unos pendientes largos de plata,una corona y zapatos nuevos,una pulsera de perlas negras y otra de perlas blancas,un maquillaje nuevo en tonos azules,grises y blancos y un peinado nuevo,igual de antiguo que el otro,pero con el pelo luciendo en su mayoría suelto. Había flores y zafiros entretejidos con las finas trenzas que adornaban mi pelo. Y era un peinado maravilloso,digno de una princesa.
Marjorie me explicó que íbamos a hacer una coronación exactamente igual que las de antes.

Había dos tronos abajo,donde estaban sentados Hanna y Adrian. Había dos sirvientes,cada uno vestido de época y con un cojín rojo de terciopelo,donde reposaba una corona circular. Donde estaba la fuente situada,habían colocado flores alrededor de esta,de modo que quedase más bonito. Habían dejado un espacio considerable para pasar. Antes de bajar,Marjorie nos explicó lo que debíamos de hacer. Estratégicamente, Taylor y Zane se habían cambiado las ropas por unas que pegasen con nuestro nuevo vestido y llevaban dos auténticas espadas. Nuestra “corte” también se había cambiado. Jake ahora ocupaba el puesto de Taylor. Janine anunció nuestra llegada.
-Princesas Allyssa y Danielle Kensington.
Nosotras bajamos las escaleras mientras todo el mundo aplaudía y silbaba. Justo al comienzo del largo pasillo hasta los tronos,habían colocado una alfombra roja. Allyssa me apretó la mano fuertemente. Los chicos habían tendido sus espadas reales hacía arriba. Nosotras pasamos a través de ellas a ritmo lento y acompasado. Nuestras capas lo hacían más bonito y elegante.
-Princesa Elizabeth Allyssa Kensington.-Dijo Adrian-¿Jura usted defender su pueblo?
-Sí,lo juro.
-¿Jura usted protegerlo?
-Sí,lo juro.
-¿Jura usted ser justa con sus habitantes?
-Sí,lo juro.
Papá levantó a Allyssa del suelo y le dijo:Nunca te arrodillarás ante nadie más. Papá colocó la corona de oro y rubíes en su cabeza y declaró:
-Reina Elizabeth Allyssa Kensington.
Todo el mundo aplaudió y Zane la vitoreó cuando se sentó en su trono.
Papá me mandó arrodillarme. Coloqué estratégicamente mi rodilla en el cojín y que mi vestido quedase bonito en el suelo.
-Princesa Danielle Rosemarie Brielle Drake- Me dijo él.-¿Jura usted ser honesta con su pueblo?
-Sí,lo juro-Le respondí.
-¿Jura usted tratarlos adecuadamente,sin preferencias por nadie?
-Sí,lo juro.
-¿Jura usted defender a pobres y débiles,y sobreponerse a los ricos y abyectos?
-Sí lo juro.
-¿Jura usted ser justa con el pueblo?
-Sí,lo juro.
-¿Jura usted entregarse a su pueblo?
-Sí,lo juro
Él me tendió la manó y me levanté.
-Nunca te arrodillarás ante nadie más.-Me ordenó él. Alzó mi mano hasta la altura de mi barbilla y me volvió hacia la multitud. Levantó la corona y la puso sobre mi cabeza.
-Reina Danielle Rosemarie Brielle Drake.-Declaró
Todo el mundo aplaudió y él me acompañó hasta mi trono. Allyssa se levantó del suyo y cabeceó con orgullo. Él colocó su corona a nuestros pies.
-Esta corona solo se posará sobre la cabeza de los futuros reyes de Arnel y Corven.
Según me había enterado,Kiterville fue gobernado por dos hermanos mellizos llamados Eric y Derek. Su padre,para hacerlo reyes a los dos,partió su reino en dos,dándole a Eric,Arnel,y a Derek,Corven.
Sentí un nuevo sentimiento. Sentí que todo el mundo me respetaba más y que me miraba con orgullo,como si de verdad fuese su reina.
-No lo sabes¿verdad?-Me susurró Allyssa en un susurro apenas audible.
-¿Saber el qué?-Le pregunté.
-Descendemos de Eric y Derek. Por parte de mamá,claro. Nuestro linaje está lleno de príncipes,reinas,princesas,duques y barones. Pertenecen a la realeza. Todo el mundo cree que,con esta ceremonia,hemos revivido nuestro linaje.
-¿Por eso sienten más respetos?-Le pregunté.
-Fueron ellos dos los fundadores de Kiterville,que significa el Reino está Unido en lengua antigua. Claro que nos respetan.
-O sea,que,más o menos,ahora somos como de la realeza.-Adiviné.
-Yo siempre lo he sido.-Presumió ella.
Vi que la multitud empezaba a clamar nuestro nombre y me sentí como una verdadera reina.
Miré hacia atrás. Papá me miró con orgullo y asintió.
Una vez que nos confundimos entre la multitud,me acerqué hasta una ventana abierta. El aire frío de la noche golpeó mi cara. Y algo chocó contra ella.
Feliz coronación, mi reina
Y no supe por qué,pero sonreí al vacío. Papá llamó la atención de todo el mundo y nos indicó que saliésemos fuera. Allyssa y yo nos miramos sorprendidas y salimos.
Allyssa no pudo evitar dejar escapar un oooooh de admiración,al igual que todo el mundo allí presente. Allí había dos coches,un Jaguar descapotable negro y un Ferrari California Rojo. Ambas nos habíamos sacado el carné dos meses antes de venir a Kiterville y suplicado tener nuestro propio coche,pero mamá lo negó.
Allyssa atrajo a Zane hacia si y se metió en el Jaguar junto a Jenna,Claude y varios más. Dio una vuelta con el Jaguar y lo aparcó en paralelo delante del garaje de la señora Tanner.
-Adelante querida.-Me apremió la señora Tanner a subir.
Sabía que Taylor y Eric al menos se montarían. En efecto,en cuanto me monté,vi a Taylor sentado a mi lado,y a Iris,Gabe Stark y Eric detrás.
Probé los neumáticos y le di al tope. Grité de pura emoción cuando me bajé y lo aparqué. Todo el mundo comentaba sobre nuestros coches con gestos de admiración. Entramos a dentro,porque mamá se había encargado de contratar a una banda de música. Esperaba que no fuese muy antigua.
Me había girado para ver a Taylor y sentí a Ally gritar cuando Zane le chivó quienes eran. Y los vi...¡Eran One Direction! Todos se pusieron a gritar como locos.
-¡Qué tal,chicos!-Preguntó Liam.
Todo el mundo gritó en respuesta.
-Bueno,nos alegramos. Allyssa,Danielle. ¿Podéis subir?
Yo esperé a Allyssa,quien iba armada con papel y bolígrafo. Subimos al escenario y me puse nerviosa.
-Bueno,ya veo que nos conocéis.-Dijo Harry en referencia a Ally.
-Sí,¡sois los mejores!-Les dije yo.
-Bien,me alegra oír eso. Así que...os dejaremos escoger canción.
No lo dudé.
-¡One thing!-Les respondimos.
-¡Acompañadnos!-Nos invitó Niall.
Ellos se pusieron a cantar,y nosotras hicimos lo mismo. Al terminar,uno por uno,nos felicitaron y nos abrazaron,y nosotras les respondimos. Allyssa le pidió autógrafos y ellos se lo dieron,además de una foto con ellos. Al bajar,Zayn me susurró.
-Cantas muy bien. A lo mejor podemos hacerte un hueco en nuestro próximo concierto.
Me quedé impresionada,sobre todo cuando Liam me dio su número y me dijo que posiblemente estuviese en su próxima gira...compartiendo escenario con ellos.
-No me lo puedo creer...¡Los he conocido en persona!-Me gritó Allyssa.
-Sí,bueno,ya has oído lo que me han dicho.-Bromeé.
-No es posible...¡Te han dicho que cantas de maravilla!¡Liam te ha dado su número para su próximo concierto!
-Eh,eh,tranquila.-Le dije.
-Es imposible estar tranquila-Murmuró ella.
-¿Esos han sido One Direction?-Me preguntó Taylor.
-Sí.-Le respondí.
-Nunca he sabido que cantabas mejor que ellos.-Me acusó él.
-Solo porque yo tampoco.-Contrarresté-Y además...Liam y Zayn me han dicho que canto muy bien y que podría estar en su próximo concierto.
-Vaya-Susurró impresionado.-Espero que no te vuelvas una niña tonta.
-No mientras te tenga a ti.
Él me besó con fuerza y me susurró:Feliz dieciséis cumpleaños.

La gente nos felicitó y empezó a marcharse sobre las una de la madrugada. Papá me invitó a quedarme en su casa y acepté. Llevé a Taylor a casa después de agradecerle a la señora Tanner que nos dejase celebrar nuestro cumpleaños en su mansión y que se encargase de recogerlo todo. Llegué a casa de Adrian y no me cambié ni nada. Llegamos al cuarto de Taylor y puso su tele. Nos tragamos la película,que por cierto,me gustó. No por el vampiro flacucho ni por la chica masoquista,si no por el lobo,Jacob. Me recordaba mucho a Taylor,no solo en su aspecto;si no en su forma de luchar. Hubiese deseado que Jacob se quedase con Bella,en vez de Bella con Edward.
-¿Una partida de Play?-Me preguntó Taylor con una sonrisa. Y entonces supe de verdad a por qué íbamos los dos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario