Bienvenidos al blog de la Saga Poder Peligroso

Es un honor para mí que usted ahora mismo esté leyendo esto.
Si le gusta o le interesa, pásele la dirección del blog a sus contactos. Se lo agradezco.
Espero que le guste y que lo siga.
Si desea ponerse en contacto conmigo, el tuenti del blog es Danielle Amber Sterling Halle y el gmail es aurynerforevermedianoche@gmail.com
Disfrute de la lectura¡¡

martes, 24 de julio de 2012

apítulo 16. Danielle va cambiando


Episodio 28:Reencuentro. Danielle Drake.
Todos habían notado que allí había alguien más que nosotros. ¿Amigo o enemigo?Esa era la cuestión. Miré a Zane de reojo y este a su vez,a Clarisse. Todos asintieron. Y prendimos fuego. Un grito femenino sonó. Y después dos más. Sentí el viento correr más fuerte y que azotaba mi vestido. Mi pelo, ahora lleno de tirabuzones, se movió también y la peluca de Clarisse aguantó firmemente. Pero no era un viento natural. No quise correr. Había convencido a los chicos para salvar a Ally y no me detendría un estúpido usuario del Viento. Nadie se movió. Al parecer,pensaban lo mismo que yo.
-¿Estás preparada?-Le pregunté a Eleanor con odio. Por lo que yo sabía,nos podía salir tan bruja como su hermana.
-Sí lo estoy. Y no me afectan tus prejuicios. Los comprendo.-Me respondió ella. Me sentí mal.
-Lo siento es que...no puedo pensar que eres la hermana de la asesina de Dane -Me disculpé.
Todos salimos corriendo hacia el bosque y no nos detuvimos hasta dar con la casa de Iris. Llamé cuidadosamente a la puerta y no le dio tiempo a reaccionar pues le dije:
-¿Truco o trato?
Y la noqueé. No podía matarme así que yo jugaba con ventaja.
-¡Sella las fuentes de maldad y no las dejes escapar!-Dije yo. La escuché chillar de dolor y a continuación entró toda la pandilla. Todas las puertas estaban abiertas a excepción de una. Sujeté el pomo con furia pero no abría. Zane agarró mis manos y me empujó contra la puerta. Abrimos la puerta y descubrimos a Allyssa tumbada en la cama. Estaba sangrando. Zane se arrodilló y la alzó en volandas. Salimos de la habitación...y todas las puertas se cerraron. Iris se había recuperado y ahora nos miraba con una sonrisa malévola cruzando su cara.
-Oh,por Dios¿Creíais que era tan estúpida?-Rió ella.
-No. Pero sabemos que eres una bruja.-Le respondí yo. Sabía que dentro de poco atacaría y la única capaz de mantenerse en pie sería yo. Y miré hacia los lados buscando una salida cuando me vino a la mente una película. No me acordaba de como se llamaba pero la heroína le decía a la bruja que tenía una verruga y esta se preocupaba tanto que se distraía.
-Bueno,aparte ya te están saliendo signos de ser bruja. ¡Menuda verruga tienes en la nariz!¡Y fíjate en esa pata de gallo!-Le dije.
-¿¡Verruga!?-Salió corriendo asustada a comprobar su maldito rostro y abrí el pomo de la salida. Mi plan funcionó. Salimos todos corriendo y nos encerramos en el cuarto de Clarisse. Todos nos cogimos las manos formando un círculo y recitamos:
-Sella las entradas a la Oscuridad,sella las entradas al Mal. No lo dejes pasar. Usa nuestra magia para establecer la paz.
Todas las ventanas se cubrieron con los cinco elementos y suspiré agotada. Me sequé el sudor de la frente y me senté de golpe en la cama de Clarisse. Zane se sentó en la butaca y acomodó a Allyssa entre sus brazos. Los demás se sentaron en el suelo.
-No sabía que fuese tan imbécil-Exclamó Eleanor.
-Oh,sí. Sí que lo es.-Le dije yo.
-Suenas a esa serie ridícula. ¿Cómo era?-Replicó Clarisse.
-Phineas y Ferb- Dije exasperada. Adam se desabrochó la corbata y yo me quité las bailarinas. Zane se despojó de su capa y Clarisse tiró la peluca al suelo. Bianca se quitó la diadema negra y jadeó agotada. Su vestido era un simple vestido azul cielo corto de mangas cortas con un cancán en la falda,unas bailarinas negras atadas a su tobillo,unos leotardos blancos y un delantal blanco en la falda. Era una Alicia de pelo castaño de trece años.
Bajé a la cocina a por un botiquín cuando vi una sombra cruzar la cocina. Miré hacia los lados.
-¿Hola?-Dije. Nadie respondió así que subí lo más rápido posible y no comenté nada a nadie. Me arrodillé enfrente de Zane y saqué un algodón de la caja. Presioné el algodón contra la herida de la cabeza de mi hermana y le besé la frente. Zane la miró con cariño y amor. Las lágrimas se asomaron a mis ojos pero parpadeé para que se fuesen. Me disculpé para ir al baño y me encerré allí sola. Me cubrí el rostro con las manos y empecé a llorar. Mi vestido plateado y azul estaba desparramado por el suelo de mármol y mis pies descalzos empezaban a congelarse. Sentí a Zane llamar a la puerta,sentí a Clarisse gritarme que saliera,oí a Adam diciendo que Ally había despertado pero nada me hizo salir. Estaba encerrada en mí misma y el agujero de mi pecho se expandió más aún. Sentí dolor en el silencio y soledad en los segundos. Mi corazón destrozado no tenía cura y yo no quería vivir así. Escuché mi móvil sonar con un mensaje y lo abrí.
¿Dónde coño te has metido?No te encuentro por ninguna parte. Sé que estás enfadada pero se te pasará.
Jenn.
Tuve la tentación de borrar el mensaje pero,sin embargo,lo contesté
Oh.¿En serio se me pasará?Por suerte tengo algunos buenos amigos que me han ayudado a sacar a Ally de la cueva del lobo. Por cierto...¿No os dije que me olvidaseis?No estoy enfadada, sabes. Estoy DOLORIDA. Y no digas que me comprendes porque tú no has perdido a Claude. Cuando lo hagas,entonces lo comprenderás.
Olvídame,va en serio,yo ya os he olvidado. D.
Envié el mensaje y contemplé el número de Jenna por un segundo. Y lo borré. Miré a mi alrededor y me eché a llorar. Ahora sí estaba sola. Sentí a mi hermana abrazarme y la abracé con todas mis fuerzas mientras lloraba en su pecho. Siempre había sido la más pequeña en muchos sentidos y ahora lo demostraba. Feliz cumpleaños,pensé amargamente. Me sentí estúpida e incapaz de mirar a nadie así que cuando me retiré de Allyssa,miré hacia el suelo. Lo que me sorprendió fue que Zane me abrazó fuertemente y me besó en la coronilla.
-No estás sola,Danielle. Nos tienes aquí.-Me dijo Clarisse.
-Para lo que sea y cuando sea.-Me dijo Bianca.
Les sonreí con tristeza. Ellos me habían demostrado que eran los amigos de verdad.
-Bueno¿Nos vamos a hacer truco o trato?Necesito mi dosis de azúcar hoy.-Dijo Eleanor. Todos salimos de la casa de Clarisse.
Fuimos de casa en casa haciendo truco o trato. Los niños correteaban disfrazados con sus bolsas y...¡Sorpresa!Jenna estaba disfrazada de Cat Girl y Hayley, de hada. Claude iba vestido de bucanero y DJ, de futbolista. Oh,genial. Los miré con desdén y me aparté de ellos. Jenna me siguió para solucionar el problema pero me volví y alcé mi mano.
-Sabes,Jenn. No puedes luchar por una causa perdida. Así es la vida. Piensa las cosas con detenimiento antes de opinar. Te he dicho que me olvides.-Me giré con mi vestido mecido por la brisa y me aparté de ella. Se quedó parada allí y ni siquiera la miré dos veces. Me dirigí hacia el Sky Park. Al llegar,me senté sobre el césped,decorado con las hojas de los árboles. Jugué con las hojas,con la vista perdida y sonreía sin humor y sin razón. Vi allí a una chica disfrazada de algo semejante a Faye estaba allí riéndose felizmente y bailando. Ella se detuvo y me observó por un segundo. Se acercó y se sentó a mi lado.
-¿Qué haces aquí?¿No deberías estar disfrutando de Halloween?
-No me gusta Halloween y además,necesitaba pensar.-Le respondí.
-¿Sabes?Creo que no disfrutas de la vida tanto como deberías. En cualquier momento se puede desvanecer.-Me dijo ella.
-Es por eso. A mi...novio se le fue demasiado pronto.
-¿Es por él por lo que no disfrutas?Nunca he estado en esa situación pero creo que a él no le gustaría que estuvieses así.-Me dijo ella.
-Ya lo sé pero...no puedo vivir llena de felicidad cuando este dolor-Dije señalando mi pecho-me está matando.
-Lo siento. Debe de ser duro. Por cierto,me llamo Blair.
-Danielle.
Me vino a la cabeza la estrofa de la canción preferida de mi hermana:Corre y vive de la forma en la que quieras. Este es tu último momento...()No hay tiempo que perder...
-Cause this could be my last night on earth.-Completé yo.
-¿Qué?-Me preguntó Blair.
-Porque esta podría ser mi última noche en la Tierra.-Me levanté del suelo con más ánimo y estaba a punto de salir a correr cuando me paré. Me volví hacia Blair y le sonreí-Gracias. Tienes razón. Dane querría esto.
-Seguro-Me dijo ella. Salí corriendo levantando mi vestido para no tropezar y vi a Zane. Lo abracé y se quedó parado a causa del shock. Luego respondió a mi abrazo. El agujero de mi pecho no se había ido pero había disminuido. Reí con ganas y pasamos un Halloween fantástico. Los invité a pasar la noche en mi casa Cenamos pizza y coca colas. Dormimos cada uno en su propia habitación(excepto Ally,a la que avisé de que como me despertaran Z y ella, la íbamos a tener)
Otra vez tuve ese sueño tan raro. Seguía siendo la misma chica,solo que esta vez era como si yo fuese un observador. Estaban Blair,Dane,una mujer vestida de reina Blanca y una chica de 16 años.
Ruby estaba sentada en un trono y les estaba reprendiendo.
-¡No podéis salir de Eternidad!¡Podríais acabar muertos!
-Ya lo estamos,Ruby. Necesitamos salir de Eternidad. Gracias a Blair,esa chica ahora está mejor.-Le dijo la chica.
-¡Evangeline!Es muy peligroso. Además,esa chica habría salido por sí misma.-Dijo despectivamente.
-¿¡De verdad?!-Rugió Dane-¡Danielle estaba muy mal y si no hubiera sido por nosotros habría acabado muerta!
-Y mis hijos podrían haber perecido y estado expuestos a las garras del Mal si no hubiese sido por nosotros.-Dijo la reina Blanca.
-Oh,Giselle. Zane y Bianca habrían estado bien.
-¿Sí?¿Y que me dices de Allyssa?¿También habría estado bien?-Le dijo la tal Evangeline.
-Dollie...Evangeline tiene razón.-Se corrigió Blair.-Podríamos vivir allí y ser felices. Y tú nos lo impides. ¿Por qué?
-No quiero que sufráis ningún peligro.-Les respondió con una voz dulce.
-¡Pues si fuera por Danielle,me tiraría hasta por un barranco!-Le gritó Dane.
-Sois tan ingenuos. No sabéis el peligro que hay allí fuera. Daniel...¿Crees que Danielle te perdonaría si supieses que estás vivo?¿Te gustaría saber que el descendiente de Marco es un chico caprichoso y adinerado llamado Claude,Evangeline?¿Crees que tus hijos te acogerían otra vez de nuevo después de el tiempo que los has dejado solos,Giselle?¿Piensas que tu sobrina nieta,Clarisse Alison,te querría,Blair Hastings?Yo sé las respuestas. No.
Ahora Ruby me estaba pareciendo una bruja.
-Eso es lo que pasa cuando la gente tiene poder. Se le sube a la cabeza y no piensa nada más que en su propia felicidad.-Razonó Giselle.
-¿En serio,Giselle?Porque eso es exactamente lo que le pasó a tu pobre hermano. Se le subió a la cabeza tanto su puesto en el Consejo que se acabó suicidando.
-Tú no conoces...conocías a Eric.-Le dijo Giselle.
-Sí que lo conozco. Ahora marchaos.-Hizo un gesto despectivamente con la mano-No os soporto
El sueño se esfumó pero ahora me sentía tranquila. Dane estaba vivo,en alguna parte del Universo. Miré a mi alrededor calmadamente. Abrí mi armario y saqué unos pantalones vaqueros oscuros,una camiseta blanca de tirantes y una rebeca negra. Me vestí y me puse el conjunto. Me remangué las mangas de la rebeca negra hasta los codos y entonces hice algo que nunca había hecho. Fui al cuarto de Allyssa y me colé silenciosamente. Esta estaba dormida,abrazada por los brazos de Zane. Abrí su armario cuidadosamente y saqué unos peep-toes azules caribe. Salí corriendo y cerré la puerta cuidadosamente. Me calcé los tacones y me miré al espejo. Mi pelo yacía ahora tan liso y recto como siempre y mis ojos aún no tenían luz pero ya estaban algo más claros. Noté que me faltaba algo y de repente lo adiviné. Cogí un colgante que me llegaba 3 cm por debajo de los pechos compuesto por una cadena de plata y un aro fino. Me peiné el pelo y me hice una coleta alta. Me maquillé con una sombra dorada,lápiz de ojos,un gloss frambuesa y algo de colorete. Me miré al espejo. Me parecía a Allyssa y a esas chicas súper populares de las series ambientadas en el instituto. Iba guapa,a la moda e informal. Cogí un bolso que le quité a Allyssa de Prada a rombos negros y blancos. Metí el iPhone,el iPod,un paraguas,un spray de pimienta,una tarjeta de crédito y 100 dólares. Cogí un post-it amarillo y escribí:
He salido fuera. Llevo el iPhone. Os he dejado tortitas hechas. Os digo en serio que no me busquéis. Os llevareis un guantazo de regalo.
Con cariño,D.
PD:Estaba siendo sarcástica con lo de con cariño. Que os den¡ Por cierto,Ally. Te he cogido(sé que suena raro)unos tacones y un bolso de Prada. Espero que no te importe. No quería despertaros,erais muy cucos. OKM.
La colgué en el frigorífico y salí fuera. La luz me dio de lleno y moví mi cabeza hacia arriba para sentir el sol en mi rostro.
Salí con una gran sonrisa en la cara y caminé sin rumbo fijo.
Era domingo y muchas tiendas estaban cerradas pero el Starbucks siempre estaría abierto. Compré un frapuccino de crema y me lo tomé mientras paseaba.
-¡Eh,Danielle!-Gritó alguien a mis espaldas alegremente. Me volví para descubrir a Taylor saludándome con la mano. Estaba montado en una impresionante moto e iba acompañado por 3 chicos más.
-¡Hola,Taylor!-Se bajó de la moto y lo abracé.
-¿Qué tal?-Me preguntó.
-Bien. ¿Qué tal tú?
-Genial. Me acabo de matricular en el Thenysse. Según mis padres,tiene más nivel. Además,mi tío es el director y mis padres dicen que van a poner uniformes. Y mis padres son gente pija del Upper East Side,en Manhattan.
-Oh. Yo voy a ese instituto. Mi padre es el profesor de Literatura.
-Guay. ¿Te vienes? Si te dan miedo las motos no hace falta que....-En ese momento sonó mi iPhone.
-¿Me disculpas un segundo?-Le pregunté. Mi hermana sonó por el otro lado.
-¿Dónde coño estás?¿Y qué haces tú con Mi bolso y MIS tacones?-Me dijo.
-Eh,tranquila. En primer lugar te he dicho que no me busqués. En segundo lugar:quiero arreglarme un poco.¿Algún problema? Y tercero:Yo que tú usaría alguna protección.
Sentí el vacío al otro lado y pude ver con perfecta claridad a mi hermana enrojeciendo.
-Vale,perdona. ¡Por fin has decidido salir!¡Y arreglada!¿Es qué el mundo se ha vuelto del revés?-Me dijo con voz burlona.
-¡Adiós,peque!-Le colgué. Llamó otra vez y lo cogí.
-¿Qué quieres?-Le pregunté con exasperación.
-Felicidades atrasadas. Hermanita,eres una maldita cabrona que no me felicita.
-Felicidades,pesada.-Y colgué.
Taylor y sus amigos me miraban con curiosidad.
-Es...la pesada de mi hermana.-Aclaré.
-Oh. Estaba claro. Peque,pesada...estaba totalmente claro..-Me dijo él. Reí con gusto.
-Lo sé. No es tan mala pero tiene sus defectos.
-Je je. Todos los hermanos lo tiene. ¡Por cierto!Estos son Seth,Eric y Jake. Chicos, esta es Danielle.
-Encantada.-Dije algo cortada. Y pensé la propuesta.-¿Tienes suficiente espacio en tu moto?.
-¿De verdad lo dudas?-Me preguntó él burlonamente. Le sonreí traviesamente y me senté justo detrás de él en la moto. Me agarré a su cintura con fuerza y me dejé disfrutar de la situación.




No hay comentarios:

Publicar un comentario