Bienvenidos al blog de la Saga Poder Peligroso

Es un honor para mí que usted ahora mismo esté leyendo esto.
Si le gusta o le interesa, pásele la dirección del blog a sus contactos. Se lo agradezco.
Espero que le guste y que lo siga.
Si desea ponerse en contacto conmigo, el tuenti del blog es Danielle Amber Sterling Halle y el gmail es aurynerforevermedianoche@gmail.com
Disfrute de la lectura¡¡

martes, 24 de julio de 2012

Capítulo 18, un paso mas, danielle se esta volviendo bastante superficial sin Dane



Episodio 31:Vestidos.
Llegamos a Claire's y cogí un collar de plata con un colgante en forma de luna creciente. Era negra y refulgía como miles de diamantes. Cogí también una diadema con una pequeño lazo negro y lo pagué todo. Nos dirigimos a una tienda muy...formal; donde había vestidos preciosos. Escogí uno con escote de honor corto negro con las espalda descubierta. Y muy sexy. El vestido brillante se adhería a cada curva de mi cuerpo. Jenn me miró con una mirada mezclada de envidia y asombro.
-Te queda...guau...te queda...no hay palabras para describir como te queda.-Me dijo Gretchel.
-¿En serio?-Le pregunté.
-Ese vestido está hecho para ti, por mucho que cueste decirlo.-Me dijo Jenn.
Miré el precio y...oh. Hasta una chica adinerada como yo no podía permitirse esto. 30.000 dólares era demasiado. Me llevé al final un vestido azul caribe corto muy ceñido a mi cuerpo en el corpiño, y luego tenía mucho vuelo en la .. Me compré unos tacones negros que le irían bien al vestido anterior. Eran de 10 cm y con plataforma,brillantes con purpurina y cerrados. Tenía un lacito plisado.

Gretchel se compró un vestido azul esmeralda y unos tacones aguamarina. Una preciosa cinta verde con lacitos pequeños iba a adornar su pelo castaño burdeos. Jenn se había comprado uno en gris perla y una corona de pequeños zafiros.
Paramos en un café a tomar algo.
-Demasiado sabor y poco café.-Dijo Gretchel asqueada.
-No está mal. Teniendo en cuenta el que hacía...-Me miró y Jenn miró al suelo.
-Ya,sí. Estaba asqueroso. Demasiado pegajoso. Era más difícil hacerlo de esa manera antes que hacerlo normal-Le dije yo. Ella emitió una sonrisa débil. Nos levantamos y nos fuimos al garaje.

Al llegar a casa,vi a Allyssa probándose un vestido rosa palo largo de gasa con unos tacones rosas. Ella se sujetaba el vestido y se miraba de mil formas diferentes.
-Bonito vestido-Le dije
-Seguro que el tuyo también.
-Ya,bueno. Había uno negro de Gucci que me quedaba de muerte pero valía 30.000
-Vaya. Seguro que estarías preciosa.
-Sí. Jenn me estaba mirando con envidia y para que Jenn envidie a alguien tiene que estar el mundo del revés.
-No es tan difícil envidiarte con ese cuerpo,esa cara y esas curvas.
-Pareces un chico.
-Sólo te doy mi opinión.-Dijo sonriendo
Ella se bajó la cremallera del vestido y se puso el suéter otra vez.
-Bueno. ¿Cómo es que te distes cuenta de mi libro de las Ramas?
-¿Qué?
-Adam puede ser un chivato encantador a veces.
Saqué su libro de mi mochila,derrotada. Allyssa lo tocó fascinada y...no se abrió.
-¿Qué le pasa?¿Por qué no se abre?-Me preguntó Ally.
-¡No lo sé!¡Se abrió el otro día solo!-Le grité frenéticamente.
El libro cedió en cuanto lo toqué. Se abrió la espiral de cuero y empezaron a revolotear las páginas. Nunca se había sentido tan mágico. Se abrió definitivamente por una página de escritura indescifrable. Estaba bastante segura de que tenía dos siglos como mínimo.
Ambas cerramos el libro en cuanto oímos pasos en la escalera. Nos miramos por una fracción de segundo y sacamos los vestidos atropelladamente. Nos pusimos a hacer como que nos probábamos los vestidos juntas.
-Oh,sí. Te sienta de maravilla. En serio. Que pena no haber ido contigo- Dijo Ally con fingido entusiasmo.
-Lo sé. Oh y ese rosa palo te sienta...Pareces una princesa. Seguro que ganas la corona.-Le dije yo fingiendo.
-No,no. Vas a ganar tú. ¿Con quien vas al baile?-Me preguntaba Ally.
-No lo sé.-Le dije encogiéndome de hombros. Mamá abrió la puerta de la habitación de Ally y nos vio charlar. Cerró la puerta y nos dejó solas.
-Uff,Allyss. Nos merecemos un Óscar.
-Sí¿Verdad? Y...¿Qué tal con Taylor?-Me preguntó ella.
-Me acabo de comportar como una verdadera perra con él. No le voy a pedir ir al baile.
-Es uno de los nuestros. Se llama Taylor Halle. Completa nuestras estrellas. El es la doceava estrella. Y tú la treceava. Los dos os atáis con un cabo invencible. Los Elementos os atan.
Parece que Allyssa quería buscarme novio...
-No voy a olvidarlo,Allyssa. A nosotros nos ataba el amor. Y todavía nos ata. Allyssa, iré con Clarisse. ¡Incluso con Adam! Pero no podría ir sabiendo que le he hecho daño y que le he mentido. Le he puesto en un peligro que podría haber evitado. Además, yo....se lo debía. Se lo debía,Ally.
-Iris es traicionera. No podrías haber evitado esto. Podrías haber muerto allí fuera solo para salvarnos.
-Allyss,esto...lo cierto es que yo...
-¿Qué pasó,Dany?
-Yo fallecí allí. Llegué hasta el túnel. Lo vi. Me volví del túnel y encontré un jardín y desde ahí encontré la salida. Pero yo fallecí.-Que difícil es hacerse una idea.
-Dios mío. Tú...conseguiste salir de allí... sola. Es heroico.
-No sé como ocurrió. Pero lo que importa es que salí de allí...viva.
Allyssa me miró y me abrazó. Ambas estábamos llorando. Me sequé las las lágrimas y me aparté de ella. Me despedí y me fui a mi habitación.
Me quité los tacones y me desvestí. Me miré al espejo y vi a una Danielle más fuerte y segura,pero frágil y dañada. Mis ojos esmeraldas ya no eran tan esmeraldas y mi piel estaba más pálida que nunca. El corrector me tapaba las ojeras pero yo sabía que la máscara solo servía para fuera.
Dentro de mí,el maquillaje no funcionaba;estaba hecha un caos,todo dando vueltas.
La vida de una adolescente no era difícil en la escala de lo horrible de la vida, pero intenta compenetrar tus superficiales problemas con un novio muerto, una bruja rondando a tu alrededor, pesadillas por la noche, dar una buena imagen libre de sospecha, un hermano sádico poseído, poderes Elementales, tu hermana perfecta, tus padres jóvenes y sin casarse, tu padrastro ignorante y sin olvidar a un chico nuevo con poderes que no tiene ni puñetera idea, que ha llamado la atención de Iris y que posiblemente acabe por enamorarse de ti. Sí, no es nada fácil.
Me puse el pijama y me dormí.
Por suerte,no soñé con la corrompida vida de mi novio fallecido.
Pero otra cosa me despertó. Y no era nada sobrenatural,creedme.
En serio, si “eso” me iba a costar unas ojeras como las de un oso panda,iba a echar a la parejita feliz a casa de Jenn.
Mi iPhone sonó con un mensaje. ¡Hablando de la reina de Roma!
Ven a mi casa. Tenemos que hablar. Es urgente. AHORA. Tranquila,no está Claude. No quiero contárselo a él. Por favor. ¡Date prisa!
Jenn J. =O
Cogí unas Converse negras,unos vaqueros y una camiseta gris. Me los puse y cogí el móvil y las llaves y salí.
Llegué a su casa en cuatro minutos a base de una carrera de maratón. Jenn estaba en la entrada, removiéndose inquieta.
-Te estaba esperando.-Me dijo ella con una sonrisa nerviosa.
Me condujo hasta su habitación y cerró la puerta.
-¿Qué diantres quieres a las 12 de la noche?-Le pregunté.
-Verás,es que...no le digas nada a Claude,por favor. Sé que está mal pero...no comprendo pero...
-¿Qué pasa?-La corté.
-Me he quedado embarazada. Y no de Claude precisamente.
-¿Qué?-Exclamé.
-DJ y yo bebimos demasiado el día de Halloween y bueno...pasó lo que tenía que pasar. Me sentí enferma y...fui a hacerme la prueba. Han dado positivo.
-Oh,dios. ¿Piensas decírselo a Claude?¿O a Hayley?
-No. Les partiría el corazón. No quiero decírselo a DJ pero...las personas vinculadas a la Tierra son muy intuitivas. Y los de Aire suelen ser sinceros casi siempre. Hayley y Claude lo adivinarán y esto...esto acabaría mal. Danielle,me tienes que ayudar. Por favor.
-¿No puedes acostarte con Claude y luego decirle que te has quedado embarazada?-Le inquirí.
Me di cuenta de algo. Yo la juzgaba mal por haberse acostado con el mejor amigo de su novio pero es que yo me estaba empezando a enamorar de otro chico cuando mi novio murió para salvarme. Vale,ahora definitivamente no sabía lo que era el karma.
-Se ha ido a pasar el fin de semana con su primo Malfoy.
-Oh,Malfoy. Ya sé quién es. Su primo danés. Me encanta meterme con él. Se llama Dragón Malfoy. Casi igual que el de Harry Potter.
-De verdad que cuando quieres,puedes ser un cielo.-Me dijo ella.
-Solo en situaciones graves.-Le respondí sonriendo.
-¿Qué tal tu cabeza?-Inquirió.
-Bien.-Le mentí. En realidad, mi cabeza externa estaba perfecta pero la interna....

Ambas nos quedamos dormidas en su cama y me desperté a las una de la tarde. Otra noche de sueños malos.
Siempre era el mismo. Estaba en el bosque y Taylor y Dane se caían por una zanja abierta por Iris.
Siempre tenía que decidir por alguien y nunca llegué a decidir y los dos se hundían en el foso oscuro. Mi iPhone sonó con Secret, de The Pierce. Abrí el mensaje y vi puesto:
Espero que ganemos el partido hoy. Go Knights! En serio. Tráete otra ropa,recuerda que te recojo yo. Y yo que tú,me traería ropa cómoda.
Taylor.
Escribí otro mensaje de respuesta.

Vale,bueno. Entrénate bien. Tenemos que ganar,quarterback. ¿De verdad sigue en pie después de lo perra que he sido contigo?¿Realmente estás bien?Yo que tú,me lo pensaría(No es que no quiera ir contigo):J
Dany

Pulsé ENVIAR y esperé. Treinta segundos más tarde me llegó la respuesta.

Realmente no necesito que me lo cuentes pero sé que esa estúpida chica era mala. Muy mala. Supongo que será el lado oscuro de
vuestro-lo-que-sea. Por cierto ¿El capitán realmente tiene fuego?Podría ayudar en los partidos. XD
T

Vale,bueno. Muy atento por tu parte. Iris es mala pero se te ha olvidado añadir peligrosa. Nunca te fíes de ella. Y...te lo contaré. Te lo prometo. Pero por favor,no hagas nada que yo no haría.
D

¿Qué se supone que tú no harías?Tú eres un rebelde en potencia. Y no es que no me guste eso. ¿Por que diablos me iba a fiar yo de esa *_________*? Y ella no es peligrosa. ¿Alguna vez te has mirado en el espejo? Tú si que eres peligrosa. Como diría Shakespeare:Bella y mortífera.
T

Vale,en serio. Estoy empezando a creer que has perdido el cerebro. Bueno,lo de rebelde te lo admito y lo de *_________* también. Te dejo,Jenna me está llamando a gritos para que baje. Nos vemos en el partido
D
Lo de T y D me estaba empezando a recordar a Gossip Girl.
Bajé y encontré a Jenna con unos rulos puestos en su cabeza,una bata rosa y una cara claramente aburrida. En la entrada había colgados en el pomo dos trajes de animadora con los colores del colegio,el rojo,el blanco y el azul. Jenna cogió los dos uniformes y me hizo señas para que subiese arriba. Entramos en su habitación y cerramos la puerta. Me tiró el uniforme a las manos y me desnudé. Me puse el traje de animadora y me puse unas Converse negras de caña alta. Me peiné el pelo en una cola de caballo y me dejé dos mechones de pelo suelto a cada lado de la cara. Me cogí un lazo negro y me lo puse. Realmente me dejó impresionada Jenn. Iba con el traje de animadora muy corto. Sus ojos estaban llenos de rímel, repasados con un lápiz plateado y una sombra de ojos azul hielo. Sus labios estaban llenos de gloss rosa trasparente y sus mejillas estaban llenos de polvos. En los pies llevaba puesta unas manoletinas negras atadas a los tobillos y unas calzas rojas. Me miré y me sentí insegura.
-Vamos a darle a esa cara un toque perfecto-Me dijo Jenn. Me echó un montón de cosas en la cara y me peinó el pelo,también. Me miré al espejo ahora. Mi pelo estaba recogido en una trenza hacia el lado izquierdo,que se apoyaba sobre mi hombro y descendía hasta mi pecho. Mis ojos estaban llenos de eyeliner negro y rímel. Una sombra plateada y azul decoraba mis ojos y mi piel pálida ya había recuperado su toque de color que le hacía parecer viva. No es que yo fuese morena pero yo tenía un toque de color rosado en las mejillas siempre.
Después de lo que tuve que pasar, mi piel pálida estaba sin color, como la tiza, como si fuese yo la fallecida. Mis uñas estaban pintadas de un color azul turquesa y mis labios lucían de un rojo arrollador. Mi piel perfecta estaba tan lisa como siempre y mis ojos se mostraban llamativos y misteriosos,como siempre lo habían sido. Jenn me tiró unas calzas del azul del uniforme y me hizo ponérmelas. Después de esa transformación,yo estaba más...normal. Yo siempre había sido perfecta pero esto superaba mi belleza.
-¡Estás increíble!-Me alabó Jenn
-¡Lo sé!-Exclamé con el mismo entusiasmo.
Salimos de casa. Jenna llevaba una bolsa con otra ropa(para ella y para mí),tampones(para mí, por supuesto, ella estaba embarazada)y dos bolsos con nuestros respectivos móviles,maquillajes y demás.


No hay comentarios:

Publicar un comentario