Bienvenidos al blog de la Saga Poder Peligroso

Es un honor para mí que usted ahora mismo esté leyendo esto.
Si le gusta o le interesa, pásele la dirección del blog a sus contactos. Se lo agradezco.
Espero que le guste y que lo siga.
Si desea ponerse en contacto conmigo, el tuenti del blog es Danielle Amber Sterling Halle y el gmail es aurynerforevermedianoche@gmail.com
Disfrute de la lectura¡¡

domingo, 22 de julio de 2012

Décimo capítulo y adicional.


Episodio 22:Desenlace Desafortunado.
Allyssa estaba besándose todavía con Zane mientras este la envolvía con más fuerza hacia su cuerpo desnudo.
-No puedo describirte,no puedo siquiera nombrarte. Solo son líneas que caen sobre el papel intentando dibujarte.-Le cantó Zane al oído.
-Realmente te sabes el disco-Le dijo Allyssa.
-Sólo las que te mencionan.
Allyssa sonrió en la penumbra de la habitación mientras contemplaba su vestido,su ropa interior y su rebeca esparcidos por la habitación. Y entonces escucharon un grito. Provenía de fuera y Zane salió a toda prisa de la cama.
Allyssa se tapó con las sabanas mientras se levantaba.
-¿Todavía te avergüenzas?-Le preguntó Zane sonriendo.
-No. Pero Claude viene corriendo hacia aquí y llegará...-La puerta se abrió repentinamente-Ya.
-¿Lo...lo habéis...?-Preguntó pálido
-Sí. Vamos para allá.-Allyssa cogió los pantalones y los zapatos que le tiró Claude y la camiseta roja de tirantes que estaba guardada en su bolso. Se puso los vaqueros y la camiseta y se puso a toda prisa los tacones con plataformas negros que- supuso -serían de Jenna. Se puso también la rebeca negra y se asomó a la ventana mientras veía que todo el mundo salía en dirección al bosque.
Zane la cogió por la cintura y le beso en la coronilla. Salieron corriendo escaleras abajo y,antes de que Allyssa se estampara contra la puerta,esta se abrió. Allyssa había corrido varias veces con tacones pero nunca tan deprisa ni con tanta furia. Atravesó la línea de arboles a la que todo el mundo llamaba bosque arañándose las mejillas con las ramas pero no le importó. Llego a toda prisa al muelle cuando vio a Dane parado allí mirando algo.
-¿Dónde está mi hermano?-Le preguntó Dane a Allyssa.
-Aquí-Le respondió Zane apareciendo detrás de Allyssa.
-¿Qué ha pasado?-Preguntó Danielle. Su hermana claramente se había cambiado. Tenía los pies protegidos por unas Converse rojas y ahora estaba tiritando de frío al no llevar nada más que una camiseta de tirantes y unos pantalones cortos. Dane se acercó a ella y le puso su chaqueta de cuero negra por encima de los hombros. Le pasó el brazo por los hombros y la atrajo hacia sí.
-Ethaniel...-Dijo Dane.
-¿Quién?-Preguntó Hayley.
Y entonces ella apareció. Iba vestida con un vestido de gasa blanco y su pelo rubio estaba recogido en una elegante coleta con un lazo en tono beige. Una rebeca fina beige que se anudaba con un lazo cubría sus hombros. Sus bailarinas marrones claras y sus leotardos beige le daban un aspecto angelical y si no fuera por sus ojos de hielo fríos y peligrosos,pasaría por un ángel. Y entonces se fijó en el chico que la acompañaba. Rubio de ojos verdes y facciones perfectas. Piel pálida y alto y musculoso. Iba vestido con una chaqueta de cuero negra,una camiseta blanca y unos vaqueros oscuros con unas Converse totalmente negras. Miró a los chicos despectivamente.
-Vaya,¿tan rápido os organizáis?-Les dijo Iris.
-¡Que te den!-Le dijo Dane.
-Pues sí. Que me den...poder.-Le replicó ella.
-Eres un demonio sin cuernos.-Gritó DJ.
-Tanta perfección significa corrupción. Excepto en Dany y Ally.-Dijo Hayley.
-Sí,claro. Y tanta imperfección significa debilidad. Excepto en Daniela y Alicia.-Dijo maliciosamente el chico. Y Danielle sufrió un cortocircuito en sus pensamientos. Conocía esa voz. Y esa réplica solo podía ser de alguien lo bastante inteligente para meterse con quien no debía...¿Daniela y Alicia?
-¿Ethan?-Preguntó Danielle.-¿Eres...eres tú?-El chico apartó la mirada.
-¿Ethan?¡Estás como una puta cabra aliándote con la bruja del infierno!-Estalló Allyssa.
-Vaya,Alicia. Pensaba que querrías cuidar a Zane.-Le respondió su hermano. Y entonces lo oyó gritar. Era un grito claramente de dolor,que desgarró la paz imperturbable de la noche. Se dobló y cayó al suelo gritando y abrazándose a la espalda,como si se estuviera despedazando. Iris sonrió.
-¡Eres una puta bruja del infierno!-Le gritó Allyssa mientras echaba a correr hacia Iris. Danielle agarró a su hermana y la sujetó como si la estuviese abrazando.
-Ally,¡No le des lo que quiere!-Le advirtió Danielle. Clarisse creó un fuego que los rodeó ayudándose de la energía de Danielle y Allyssa.
-Danielle,no la puedes cuidar por toda la vida. Ni tampoco a Dane. Ni mentirle a tus amigos.
-Danielle no ha mentido nunca-Le dijo Claude.
-Quizás no,pero te oculta más cosas de las que sabe. ¿A que sí,Jennaryan?-Le dijo Ethan con una sonrisa maliciosa.
-Yo...yo..no pretendía...yo...-Tartamudeó Jenna,asustada y llorando.-¿Lo sabes?
Una grieta se abrió ante los pies de Danielle.
-¡¡¡Aaaaaaaaaaaahhhh!!!-Gritó Danielle mientras caía.
-¡No,Dunne,no!-Gritó Dane mientras se tiraba al suelo para sujetarla antes de que cayese a las profundidades del abismo.
Cogió su mano derecha con fuerza y ambos se miraron una fracción de segundo. Ella lo miraba con miedo y dolor y él a ella con miedo a perderla y con desesperación. Hayley le cogió la otra mano a Danielle y entre ambos la sacaron. Dane la abrazó y ella se sintió pequeña e indefensa.
-Encantador,¿No te parece, Ethaniel?-Le dijo ella mientras le acariciaba la mejilla.
-Claro que sí,Iriana*-Le respondió él con voz monótona.
Y a Dane se le ocurrió una idea descabellada y completamente idiota.


Dane Garrett.
Era lo único que se me ocurría para salvarla pero merecía la pena intentarlo. Una parte de mí decía que era egoísta por mi parte salvarla solo a ella pero mi corazón me gritaba:¡Sálvala!. Eso me dejó totalmente confuso,pues no sabía si salvarla o arriesgarme por todos. Nunca había odiado de verdad a mi hermanastro y me llevaba bastante bien con Claude,DJ y sus respectivas novias ,y con Adam. Clarisse no tanto,porque al principio se había liado conmigo para conseguir a Zane pero en este momento se lo perdonaría todo a todos excepto a Iris y Ethan. Nunca había tenido que elegir entre dos cosas. Y mucho menos entre mi vida y el amor de mi existencia. Pero creí saber con exactitud qué elegir. Mi vida no tenía mucho valor y sólo pocos lloraran. En cambio su vida es oro y única en todo el universo,pensé. Porque no la perseguía sólo por su poder. Iris sabía algo que iba a ocurrir en el futuro con ella. Algo importante.
Tomé la decisión. Y a pesar de todo,es ella,por la que yo quiero morir y no por otras razones.
-Iris-Dije tímidamente. Y me odié por eso.
-¿Sí,Dane,cielo?¿Pasa algo?-Me respondió con voz melosa. Me recordaba a Nicole.
-Quiero proponerte un cambio. Mi alma y mi vida por las de ella. Nunca la tocarás ni le harás daño. Ni tú ni tus secuaces.-Vi a Danielle palidecer y abrir los ojos a mi lado.
-A mi me parece bien pero no sé si a Ethaniel...-Dijo la irritable bruja del infierno.
-Por supuesto. Si te parece bien,cielo.-Le contestó él con voz melosa.
-Perfecto. Entonces,trato hecho.-Me adelanté un paso y le tendí mi mano. No hice caso a los gritos furiosos de mi hermano ni a los intentos de Danielle por detenerme.
Ni tampoco a los demás gritos y sollozos de los demás. Crucé la línea que me mantenía “a salvo de brujas del infierno y acompañantes poseídos”.
Sabía exactamente lo que hacer y,por supuesto,ella también. Ethan me tendió un puñal con el que debía cortar la palma de mi mano izquierda. Ella trazó un círculo con una estrella de cinco puntas en el suelo y Ethan incendió los bordes con fuego. Ahora solo éramos yo,Iris y mi maldito destino. Sabía que nunca iba a haber un felices para siempre para mí y que nunca podría sentarme en el porche de mi casa y abrazar a Danielle mientras contemplábamos a nuestros nietos.
El Viento no quería despegarse de mi e irse a habitar a mi hermana Bianca y me mandaba continuamente imágenes de lo que ocurría atrás. Danielle lloraba desconsoladamente y sus ojos verdes esmeraldas habían perdido brillo y fulgor,reemplazado por oscuridad y dolor. Mi hermano estaba dolido también y abrazaba a Danielle con fuerza
Allyssa me miraba mientras Jenna suplicaba en voz baja:Que mi primo recupere la cordura.
Los chicos se mantenían serenos pero preocupados y Hayley y Clarisse rogaban a sus respectivos elementos la fuerza necesaria para romper el hechizo.
Iris estaba ahora con un largo vestido negro y su pelo rubio ondeaba al viento. Estaba cortándose su palma con un puñal. Esto ya iba a empezar.
-Yo,Iris Hale,tu sierva,te nombro a ti,oh poderoso señor. En este día Daniel Shane Garrett, entrega su vida,su cuerpo y su alma al señor de la Oscuridad a cambio de que él no le haga daño a Danielle Rosemarie Brielle Drake. Derramamos nuestra sangre en busca del trato. Derramamos nuestra sangre en señal de juramento. Derramamos nuestra sangre sellando nuestro pacto.-Dijo ella. Tendió su mano y yo junté la mía con la suya. Nuestras sangres se juntaron y entonces finalicé el pacto de la forma más horrenda posible. Ella se acercó a mi con la intención de entregarme el peligroso Beso de la muerte. Tomó mi rostro y me lo agarró con suavidad. Me atrajo hacia sí y me besó. Sus labios eran gélidos y suaves pero no disfruté del beso. Se retiró con suavidad y me sonrió. Un dolor insaciable me recorría las venas y sentí desvanecerme. Mi último pensamiento fue:Te amo,Danielle.
Pd: Este capítulo es el penúltimo que voy a publicar hoy porque estoy un poquillo liada con mis asuntos amorosos jeje. Gracias por leerlo y...que diablos¡¡¡ Espero que os guste y que no penseis que se ha acabado la emocion, porque el principio no me gusto mucho pero el final...¡¡Me encanta el final!! Además, ya estoy escribiendo un segundo libro que se llama Traición y se le da la vuelta a todo, ya veréis. Os gusta algún personaje en particular por el momento??? Creeis que debería arreglar algo??? Si es así, mandadme un mensaje a mi tuenti, Pili Jiménez o al tuenti de la saga Danielle Amber Sterling Halle (Está entre mis contactos)

No hay comentarios:

Publicar un comentario